Search
  • PABLO ZAPATA

Mulholland Drive



A Mulholland Drive la recuerdo esparcida por varios momentos de mi vida. La primera vez que la vi hace casi 15 años... la segunda vez... la tercera... la vigésima vez. En la mayoría de esas ocasiones no tenía idea de lo que veía en pantalla, no entendía nada, pero sabía que estaba frente a algo bueno, muy bueno. Este es uno de esos films que hay que disfrutar cada cuanto. Cada vez que la veo, me transformo con ella, algo nuevo dentro de mi mente crece junto al universo dentro del film. Mulholland Drive es un film muchas veces catalogado de surrealista, neo-noir o hasta con toques de cine experimental. Lo cierto es que es todo eso y mucho más, es un film inclasificable, sin género, como solo lo pueden hacer los cineastas que tienen un lenguaje propio, una visión y sensibilidad distintas, que no siguen las reglas e imposiciones de la industria o del arte académico.


David Lynch es un artista coherente con su obra, coherente con su trayectoria cinematográfica; coherente claro está dentro del mundo Lynchiano. Para mí Lynch es ante todo un ser que sabe contemplar el mundo, que tiene sus sentidos muy abiertos, que es curioso, que cuestiona todo, que retuerce todo, que se detiene en los detalles que parecen insignificantes, que está en constante creación de un universo nuevo y diferente. Su mundo está lleno de muchas texturas, humo y colores, de personajes raros (freaks), de situaciones absurdas, de atmósferas oníricas, de momentos de luz y momentos de total oscuridad. Lynch es capaz de pasar de un momento de más puro "romanticismo" -al estilo de películas clásicas de Hollywood- a lo más siniestro y perturbador de la mente humana. En Mulholland Drive esto está muy presente, lo que en apariencia está lleno de belleza y candidez, tiene otra cara, una cara que se muestra en su totalidad cuando es estimulada por los sentimientos más oscuros.


Mulholland Drive es un proyecto que nació con la idea de convertirse en una serie de televisión para la cadena ABC. Se filmó un piloto de dos horas de duración con un final abierto, pero por diferencias conceptuales y artísticas con la cadena el proyecto no prosperó. Canal + (ahora Studio Canal) dio el dinero necesario para que David Lynch convirtiera el piloto en un largometraje. En el film están Justin Theroux, Laura Harring, Ann Miller -en su última aparición en el cine- y Naomi Watts, la magnífica actriz británica hasta ahora desconocida. El guion, la dirección y el diseño de sonido están a cargo de David Lynch, la música como siempre a cargo del maestro Angelo Badalamenti quien tiene también una pequeña pero importante participación actoral; el montaje es de Mary Sweeney, colaboradora habitual de Lynch y que posteriormente se convertiría en su tercer esposa en el año 2006.


Rita (Laura Harring) y Betty (Naomi Watts) en el Club Silencio

El mismo director ha dicho que muchas veces él crea sus films desde escenas inconexas entre sí; primero tiene las piezas sueltas y luego busca unificarlas en un todo. Lynch cree ante todo en aferrarse a las ideas y de esto se trata su libro Atrapa al Pez Dorado, donde dice lo siguiente: "Las ideas son como peces. Si quieres pescar pececitos, puedes permanecer en aguas poco profundas. Pero si quieres pescar un gran pez dorado, tienes que adentrarte en aguas más profundas". Para Lynch es fundamental creer en una idea y aferrarse a ella, puede ser una situación, una atmósfera, un sonido, una imagen, algo que funcione como detonante de algo más grande y maravilloso. Él ha logrado a través de los años y con sus métodos de meditación tener una mente más lúcida, donde el dolor y la oscuridad son parte solo de la obra y no de su vida personal. Lynch cree fielmente que un artista no necesita sentir el dolor y el sufrimiento para hablar de él mismo. El ejemplo de Van Gogh y su atormentada vida podría contradecir esto, pero Lynch magistralmente nos dice: "imagínense lo bueno que hubiese sido Van Gogh si su vida hubiese sido más amable con él..." No fue el dolor lo que convirtió a Van Gogh en un genio de la pintura, sino el deseo de ser feliz, y eso solo lo lograba pintando.



"En el cine es fundamental la sensación de lugar, porque quieres entrar en otro mundo. Cada historia posee un mundo propio, un ambiente, una atmósfera también propios..."


David Lynch



Lynch describe a Mulholland Drive como "una historia de amor en la ciudad de los sueños". Los Ángeles es el escenario de Mulholland Drive, la ciudad para cumplir tus sueños en la industria del cine, para convertirte en una estrella de Hollywood. Un film que a medida que avanza nos recuerda mucho a Sunset Boulevard de Billy Wilder, una de las películas preferidas de David Lynch. La ciudad de Los Ángeles es un personaje más, es el lugar donde puedes cumplir tus sueños o tener tus peores pesadillas. Lynch "denuncia" ese Hollywood Way of Life, que encierra en sus inmensos estudios intereses económicos mafiosos propios de la industria cinematográfica, donde los directores no son dueños de sus films, donde los intereses de las productoras eligen a los protagonistas y los directores. Lynch ante todo defiende su postura de artista creador independiente que no cederá el control de su obra por intereses económicos o de marketing. Lynch tuvo su pasado breve en la industria; cabe recordar el caso de Dune o la oferta que le hizo George Lucas para que dirigiese una de las primeras trilogías de Star Wars. De Dune, a pesar del poco éxito de la película, quedaron relaciones laborales con algunos actores que luego colaborarían con él en el futuro; tal es el caso de su amigo Kyle McLachlan, el famoso agente Dale Cooper de la serie televisiva de culto Twin Peaks.


Justin Theroux en el papel del cineasta Adam Kesher

Mulholland Drive es el nombre de una famosa avenida de Los Ángeles, y allí ocurre el acontecimiento de mayor importancia del film, el que dará pie a toda la trama. La película se podría resumir así: Rita (Laura Harring) es una hermosa morena que viaja de pasajera en una limusina por Mulholland Drive. Se encuentra vestida con traje de gala; un vestido negro muy elegante. De imprevisto la limusina se detiene a un lado de la avenida en el medio de la nada, el chofer se voltea y la apunta con un arma. El copiloto sale del auto para sacar a Rita y cumplir su cometido. Cuando parece inminente que Rita será asesinada, un auto deportivo que viene a gran velocidad se estrella contra la limusina. Rita es la única que logra sobrevivir al impacto; aunque se le nota algo desorientada. Rita tiene miedo, no entiende qué ocurre. Con gran dificultad camina un rato hasta refugiarse en una casa de un barrio aledaño. En la casa vive temporalmente Betty (Naomi Watts), una joven actriz que vino a Los Ángeles a cumplir su sueño de ser una estrella de Hollywood. Betty la encuentra en la casa, le pregunta quién es y qué hace allí. Pero Rita no recuerda quién es, no recuerda nada, ha perdido la memoria. Entre sus pertenencias Rita tiene una cartera con un fajo de dólares y una llave azul. Ambas comienzan una investigación para descifrar su verdadera identidad.



"El misterio es lo que más amo, es el magnetismo de la vida, y me resulta maravilloso saber que de la mayoría de las cosas no conocemos absolutamente nada".


David Lynch



Desde sus inicios en el mundo de la animación y el cine, y luego de ver sus trabajos como The Grandmother, Ereaserhead, El Hombre Elefante, Blue Velvet, Twin Peaks, Lost Highway, podemos decir que Lynch llegó a donde debía llegar, a Mulholland Drive. En ese momento tenía el nivel de madurez y sabiduría necesaria para llevar a buen puerto esta obra. Lynch estaba más despierto que nunca; quizás sus muchos años de Meditación Trascendental rindieron al máximo sus frutos. Lynch cuenta que apenas recibió el visto bueno de los productores para convertir el piloto de Mulholland Drive en largometraje, se puso a meditar porque no tenía idea de cómo hacerlo. Casi de inmediato logró ver con claridad el film armado en su cabeza; todos los cabos lograron atarse en su mente. Pero es la única vez que ha podido resolver una obra a través de la meditación.


Mulholland Drive es la obra que llevó definitivamente a David Lynch a la cúspide de su trayectoria como artista. De ahora en adelante se convertía en un cineasta y artista de culto, seguido por bastantes, aunque comprendido por pocos. En internet hay cientos de páginas dedicadas a Mulholland Drive, algunas dedicadas a explicar la historia, los personajes, con teorías muy interesantes algunas. Pero en definitiva no es esto lo que importa de este film, las respuestas están de más a veces. El mismo Lynch se ha negado a dar explicaciones sobre su obra en múltiples ocasiones. Como alguna vez dijo Sigmund Freud: "a veces un cigarro, es tan solo un cigarro".







37 views
  • YouTube
  • LinkedIn
  • Vimeo
  • Instagram